Libro del Nuevo Conductor

En Chile, para obtener la Licencia de Conducir hay que cumplir con una serie de requisitos, además de pasar por unas evaluaciones que se deben rendir en forma exitosa.

Una de estas evaluaciones es la llamada prueba teórica. En tan solo 45 minutos se deben responder correctamente la mayoría de las 35 preguntas formuladas. 

Para poder obtener el puntaje mínimo exigido de 33 puntos sobre 38, debemos poner a prueba una gran cantidad de conocimientos adquiridos.

Estos conocimientos son los que las autoridades competentes, en materia de transportes, consideran los mínimos necesarios que una persona debe dominar para poder optar por una Licencia de Conducir.

La CONASET

Para unificar criterios y con el objetivo de trabajar en materia de seguridad vial y prevención de siniestros de tránsito se creó en 1993 la CONASET.

La Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET) trabaja coordinadamente con la Presidencia de la República y diversos ministerios, entre ellos el de Transportes y Telecomunicaciones.

La CONASET fue la encargada de presentar la nueva Política Nacional de Seguridad de Tránsito. También, elabora las estadísticas de accidentes y sus consecuencias y levanta los respectivos informes. Igualmente, realiza actividades educativas y de concientización de la ciudadanía respecto a la seguridad vial entre otras atribuciones.

En lo que respecta a la prueba teórica, requisito necesario para obtener la Licencia de Conducir, es la CONASET la responsable de las mejoras en la formación y la evaluación. 

Como producto de estas mejoras está la implementación de un examen teórico único en modalidad electrónica y que ya se rinde en la mayoría de las municipalidades de Chile.

Junto a la implementación de este nuevo examen teórico, está la elaboración del Libro del Nuevo Conductor.

Qué es el Libro del Nuevo Conductor

El Libro del Nuevo Conductor 1 es una publicación elaborada por la CONASET y disponible en forma gratuita a través de su página web (www.conaset.cl).

Igualmente, está autorizada la reproducción, divulgación y distribución, por cualquier medio, de esta publicación. 

Este texto recoge todos aquellos conocimientos y temas esenciales que van desde los de índole técnica, conocimiento de la Ley, equilibrio emocional y conductas que implican riesgos, hasta la convivencia vial, entre otros.  

La última actualización de esta publicación es la versión 2.0 de noviembre de 2018.

Contenido del Libro del Nuevo Conductor

El Libro del Nuevo Conductor, en sus casi 200 páginas, abarca un temario muy variado y en su contenido se incluyen los siguientes aspectos fundamentales:

  • El problema de los accidentes de tránsito 

Aquí se recogen una serie de datos referentes a los accidentes de tránsito, posibles causas y consecuencias. También se muestran estadísticas con diversas referencias, como edades de los conductores, lesionados, fallecidos y otras. 

  • Los principios de la conducción

En este aparte se presenta, al principio, información básica del automóvil. Se describen los diferentes componentes de este, como el motor, la transmisión y partes externas.

Cada uno de estos componentes lleva, a su vez, una descripción de sus diferentes partes. Entre ellas figuran el sistema eléctrico, el de combustible, lubricación, refrigeración y escape. 

También, está el embrague, caja de cambios, dirección, suspensión y frenos. Luego, se hace referencia a los neumáticos, luces, espejos, cinturones de seguridad y dispositivos que se deben tener dentro del auto.

Después de la descripción del auto y sus componentes, se explica un poco aquello que tiene que ver con las leyes de la física. 

Se muestran gráficos relativos a las distancias de reacción y de detención de acuerdo a las distintas velocidades. 

También, se detalla cómo influye la fuerza de gravedad dependiendo del tipo de vehículo y cuál es la relación que tiene todo esto en la conducción.

Finalmente, hay un aparte para describir los elementos de seguridad pasiva en el automóvil. 

Estos son los airbags, los apoyacabezas y los cinturones de seguridad. En relación a estos últimos, se ofrece información muy detallada en cuanto al uso correcto y las recomendaciones.

  • Convivencia Vial 

Este aparte es un llamado a la concientización haciendo énfasis en la educación, seguridad, convivencia y entorno vial. Se amplían estos conceptos y se tocan otros cómo la precaución, la solidaridad, la confianza y el respeto. 

También, se recomienda ser conscientes, tener la capacidad de admitir errores y practicar una conducción defensiva y preventiva con el fin de garantizar la seguridad.

  • El individuo en el tránsito

En este capítulo se hace un análisis extenso del individuo, el porqué de los accidentes y las exigencias requeridas para conducir responsablemente. 

Una parte de este análisis cuestiona, mediante ejemplos, si la persona está capacitada para responder a las exigencias del tránsito. 

También, se analizan cada uno de los factores que pueden influir en el comportamiento del conductor.

Entre estos factores se nombran la capacidad visual, la capacidad de reacción, la falta de concentración y la percepción selectiva entre otras. 

También, están el equilibrio emocional, la madurez, la adaptación a la realidad, el conocimiento de sí mismo, el autocontrol y la responsabilidad. 

Otra parte de este capítulo, analiza las conductas que implican riesgos, anomalías y los agentes externos que influyen en el organismo.

Adicionalmente hay un desarrollo amplio de los efectos causados por la ingesta de alcohol, drogas y estupefacientes. Igualmente, de los riesgos en la conducción causados por el sueño y el cansancio así cómo por algunas enfermedades y los medicamentos utilizados para controlarlas.

  •  Usuarios vulnerables

Este capítulo describe a un grupo de usuarios de las vías públicas que potencialmente tienen más probabilidades de sufrir un accidente. 

Estos usuarios son los peatones, los niños que viajan de acompañantes en los autos, las personas de avanzada edad que conducen, ciclistas y motociclistas.

  • Normas de circulación

Aquí se describen una serie de normas que se deben cumplir para una conducción segura. 

Entre ellas, se destaca prestar atención a las indicaciones que realice la autoridad, las que realicen los semáforos y las diferentes señales de tránsito. También lo relativo a la demarcación vial. 

Se describen diferentes reglas a seguir cuando se pretende virar, en la aproximación a un cruce, al incorporarse a una rotonda así cómo las obligaciones de ceder el paso, parar y lo relativo a vehículos de emergencia.

También, está aquello que tiene que ver con las señales que se realizan, bien sea con los brazos, la bocina o las luces. 

Igualmente, lo referente al uso correcto de las vías de circulación, las distancias a mantener con otros vehículos, los virajes, cambios de carril, las precauciones con las pistas especiales y sobre todo mantener los límites de velocidad.

Se realizan consejos y sugerencias relacionadas con los encuentros, los adelantamientos, el estacionamiento, el retroceso y los cruces ferroviarios.

  •  Conducción en circunstancias especiales

En este capítulo se describen diferentes circunstancias que dificultan la conducción. El conducir de noche y el manejo de las luces, el conducir con carga, en túneles y en condiciones climáticas adversas. 

También, lo que se debe hacer en caso de desperfectos mecánicos o incendio del vehículo. 

  •  Conducción eficiente

Con la conducción eficiente se pretende obtener el mejor rendimiento energético del vehículo. En este capítulo se exponen diferentes recomendaciones para el ahorro de combustible.

Entre ellas, la forma de acelerar, la forma de frenar, mantener las distancias, la aproximación, las detenciones y hasta cómo cargar el vehículo.

  •  Informaciones importantes 

Aquí se detallan diferentes formas de proceder en casos de accidentes. Entre ellas, cómo detenerse o prestar los primeros auxilios. 

También, se refiere a las diferentes disposiciones que aplican a los vehículos, cómo la revisión técnica, la patente, permiso de circulación y el seguro obligatorio. 

Igualmente, lo que tiene que ver con las responsabilidades del conductor y una lista de infracciones que se pueden cometer.

Finalmente, se ofrecen recomendaciones para un frenado seguro o que hacer en caso de fallas en el sistema de frenado.

  • Señalización de tránsito

En este capítulo se muestran las diferentes señales de tránsito, tanto las verticales como las horizontales, y a que corresponden. 

Las señales verticales son las que se suelen asemejar a un letrero y están ubicadas a un costado de la vía. 

Estas señales se clasifican a su vez, en Reglamentarias, de Advertencia de Peligro, Informativas y Transitorias.

Las Reglamentarias se reconocen porque la mayoría de ellas tienen forma circular, a excepción de dos de las más importantes, la de Ceda el Paso, que es triangular y la de Pare, que es octogonal. 

Estas señales son de color blanco, con un borde exterior rojo y la indicación en negro. Notifican al usuario o conductor acerca de las prohibiciones, restricciones, obligaciones y autorizaciones existentes en la vía donde están colocadas.

Las señales de Advertencia de Peligro, también llamadas Preventivas, se identifican por su forma de rombo, en color amarillo y con la indicación en negro. Advierten a los usuarios acerca de riesgos o situaciones imprevistas en la vía. 

Las Informativas, como su nombre lo indica, proporcionan información al usuario para que este pueda llegar a su destino en la forma más directa posible. Suelen ser rectangulares o cuadradas, de color azul y la indicación en color blanco.

Las señales Transitorias son las utilizadas cuando se realizan trabajos en las vías para advertir de peligros o proveer información relacionada al trabajo. Tienen forma de rombo, son de color naranja y la indicación es en negro.

Luego, están las señales horizontales, que son aquellas pintadas en color blanco sobre el pavimento. Pueden ser líneas continuas, segmentadas, flechas, símbolos o algún texto indicativo. Se utilizan para demarcar y delimitar las vías, los pasos de peatones y proveer otras indicaciones. 

  • Glosario

Aquí se incluye una larga lista, por orden alfabético, de palabras y términos con sus definiciones, que aparecen a lo largo de la publicación y que también se encuentran en el texto de la Ley de Tránsito.

  • Referencias

En este aparte se especifican las publicaciones, tanto chilenas como de otros países, relacionadas con seguridad vial y conducción eficiente.

El Libro del Nuevo Conductor finaliza con un resumen de todo lo relativo al proceso de obtención de la Licencia de Conducir. En él se hace referencia a los requisitos, la descripción del proceso y las oportunidades.

La finalidad de esta publicación no es otra que crear conciencia y las bases para una buena convivencia vial, lo que permitirá circular con responsabilidad y poder llegar a los lugares de destino sin novedad.

1https://www.conaset.cl/wp-content/uploads/2019/09/LNC-AUTOMOVILISTAS_actualizaci%C3%B3n-22-07-2019.pdf